Microseguros: todas las claves

Se trata de un tipo de seguros que apenas son conocidos en España, pero que en el resto del mundo están logrando cobrar cada vez más protagonismo, y es que resultan tremendamente accesibles para todas aquellas personas cuya economía es ajustada y no disponen de los recursos suficientes para contratar un seguro convencional.

De esta manera, los microseguros se crean con el objetivo de cubrir las necesidades de las partes más vulnerables de la sociedad, que de otra manera se quedarían indefensas ante cualquier tipo de imprevisto o accidente.

Seguros médicos, seguros privados

Microseguros frente a seguros convencionales

Y es que, como mencionamos, los seguros convencionales no resultan accesibles para todo el mundo, puesto que sus precios se encuentran muy lejos del alcance de personas que apenas llegan a fin de mes, por ejemplo. De hecho, en esa situación se encuentran miles de familias españolas a causa de la crisis generada por la pandemia.

Por ello, los microseguros se presentan como una solución para todas aquellas personas económicamente vulnerables. Los microseguros están adquiriendo un alto nivel de popularidad en países de África, América latina, Asia o en el Pacífico. El secreto del éxito sobre estos nuevos seguros, es el uso de un dispositivo móvil como monedero electrónico, ya que se puede realizar incluso desde móviles prepago, lo que los convierte en una herramienta tremendamente accesible para la población.

El origen de los microseguros se encuentra estrechamente ligado a los productos de vida, no obstante con el paso de los años ya se han ido extendiendo y actualmente podemos encontrar en el mercado microseguros de salud, accidentes o micropensiones, entre otros. Cabe destacar que disponen de coberturas específicas, y que pueden contratarse de forma colectiva.

Estos productos financieros han supuesto un cambio muy ventajoso no solamente para los usuarios, sino también para los gobiernos, en especial para aquellos pertenecientes a países en vías de desarrollo, y es que ofrecen a los ciudadanos más desfavorecidos la posibilidad de acceder a servicios de primera necesidad, como son la asistencia sanitaria o los diversos programas de ayuda agrícola.

Los estudios realizados por expertos sobre los microseguros, aseguran que el usuario aumenta su productividad como inversor al verse respaldado, con lo cual este aumento tiene como consecuencia un aumento en la economía, así como se mejoran las condiciones vitales.

Estos microseguros también aportan una ventaja económica importante a las aseguradoras, ya que por una cantidad notablemente inferior de dinero, consiguen llegar a un importante número de nuevos clientes. Además, al tratarse de sumas aseguradas tremendamente asequibles, el pago ante un siniestro se efectúa de una manera mucho más rápida de lo normal.

No obstante, los microseguros disponen de un importante punto débil. Son tan tremendamente accesibles para cualquiera, que es muy sencillo cometer fraudes. Es más, en muchos de los países en los que se ofrecen, por desgracia, no se dispone de un marco legal que pueda regular estos nuevos seguros. Por lo tanto, su contratación supone un riesgo para las personas que los contratan, ya que en la mayoría de los casos no pueden saber a ciencia cierta si se trata de un fraude, hasta que ya es demasiado tarde.

Otros artículos a tener en cuenta

Publicidad