Publicidad

Seguros de salud baratos: cada vez más y más completos

En los últimos años los seguros de salud baratos han aumentado en la misma proporción que crecía la oferta aseguradora. Estas son las claves para encontrar el mejor seguro de salud barato.

Seguros médicos, seguros privados

Encontrar un seguro de salud que encaje con nuestra economía, no es tan complicado como parece. Podemos empezar a buscar desde nuestro propio ordenador, basta con acudir a uno de los diversos comparadores de seguros existentes en la red, para poder determinar mediante la comparativa, cuál es el mejor seguro para nosotros.

Y, a pesar de que el precio de una póliza puede ser determinante en nuestra búsqueda, es un error centrarnos sólo en él.  Lo ideal es dar con seguros de salud que combine un precio asequible con un buen nivel de cobertura de nuestras necesidades, tanto personales como familiares.

En los últimos años han surgido numerosos productos de aseguramiento en el mercado, lo que supone una gran ventaja para nosotros, ya que tenemos múltiples opciones donde escoger. Fácilmente podremos encontrar seguros de salud que apenas rondan los 20 euros mensuales, que pueden aumentar casi hasta lo que el asegurado desee.

Los distintos modelos de cobertura y la flexibilidad a la hora de incorporar diferentes modelos de protección, hacen que el coste de los seguros médicos posean una horquilla difícilmente visible para otro tipo de aseguramiento.

¿Elegir un seguro médico es para todos?

Se trata de un debate en el que no parece que vayamos a lograr ponernos de acuerdo. Históricamente los seguros médicos se mantienen en un crecimiento estable, que de hecho se han disparado en los últimos años. No obstante, en nuestro país, a diferencia de otros países cercanos, no son un producto extendido de manera masiva.

Fue precisamente con la explosión de la crisis en 2007, cuando la gente comenzó a revisar su actitud respecto a los seguros de salud, motivados por los sucesivos recortes en sanidad pública. Además, las aseguradoras vieron mucho potencial de crecimiento a este tipo de seguros, en detrimento de otro tipo de seguros, como los automovilísticos. Esto provocó que la oferta de los seguros de salud haya mejorado de manera espectacular.

Podemos asegurar que en la actualidad existe un modelo de seguro para la economía de cada usuario, algo imposible de afirmar tan sólo una década atrás. Por lo tanto, la combinación de unos precios realmente asequibles, y con unos niveles de cobertura configurables, la mejora de los niveles de protección familiar parece una idea muy lógica.

seguros médicos, seguros privados, seguro de salud,

Qué no le puede faltar a un seguro médico barato

Para comenzar, debemos ser capaces de diferenciar una tarifa básica de los seguros, a un seguro médico que simplemente es barato. Las diferencias son simples: en una tarifa básica, se cubren cuestiones como la atención primaria, el acceso a determinados especialistas y tratamientos, así como pruebas médicas, urgencias, asistencia hospitalaria y a domicilio. Sin embargo, los seguros médicos baratos generalmente cubren cuestiones como la asistencia ambulatoria, o excluir otras cuestiones como los ingresos hospitalarios. Además de que suelen incorporar en la mayoría de las propuestas la opción del copago, que dependiendo de la oferta puede referirse sólo a una parte de las consultas o incluso todas.

De manera que tenemos que tener claro que si escogemos un seguro barato, estamos renunciando a cuestiones como la hospitalización. Aunque bien es cierto que habitualmente se viene a tratar de una propuesta de un cuadro médico amplio, con posibilidad de elección, y que incluya determinadas coberturas o valores añadidos, como puede ser la cobertura dental.

En este tipo de casos, los copagos pueden pueden rondar los cuatro o cinco euros por consultas ambulatorias y subir hasta los 10 € por ingresos en urgencias. No es tarea fácil encontrar un seguro de médico barato que incluya la cobertura de hospitalización por debajo de los 25 euros mensuales.

Claves para acertar con el seguro de salud barato

Resulta fundamental que tengamos en cuenta los copagos y los límites económicos. Y hay que valorar, incluso todavía más, los límites económicos que el producto establece, puesto que superar los límites establecidos en un tratamiento supondrá que debemos asumir la diferencia por nuestra propia cuenta.

Las exclusiones son otro aspecto básico en las pólizas de seguros baratos. Esto es así porque, por defecto, existen una serie de coberturas que quedan excluidas en casi todas las pólizas de seguros médicos, y que en el caso de los seguros baratos, incluso llegan a multiplicarse.

Por esta razón resulta tan importante tener en cuenta estas exclusiones, así como valorar los límites de edad que la compañía que hayamos elegido valora como no aceptables ante determinadas patologías o enfermedades. Es un aspecto muy importante, sobre todo en personas con cierta edad, ya que o bien podemos quedar sin cobertura, o bien nos puede suponer un coste añadido muy importante.

Por último, pero no menos importante, tenemos que valorar los periodos de carencia. Estos períodos se corresponden con el plazo de tiempo que transcurrirá desde la entrada en vigor de la póliza contratada, hasta que la cobertura concreta sea efectiva.

Por ejemplo, la cobertura de embarazo puede llegar a tener un periodo de carencia de hasta 12 meses. Esto supone que, si una mujer contrata un seguro de salud embarazada, la póliza no va a aplicar las coberturas de pruebas relacionadas con el embarazo ni tampoco proporcionará acceso a asistencia privada durante el parto, ya que, no ha transcurrido el periodo de carencia exigido.

También te puede interesar leer

Errores que no debes cometer al contratar tu seguro de salud
Qué tener en cuenta antes de contratar un seguro de vida
Los gastos más importantes que tendrás en tu vida

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *